Misa del Deporte con la mirada puesta en los objetivos

El inicio del año olímpico ya propició la primera reunión del deporte olímpico venezolano, durante la tradicional Misa del Deporte, que se celebra desde hace 45 años en la iglesia La Pastora y desde hace 18 ha sido descentralizada, para llegar a los templos de cualquier rincón del país.

El profesor Eduardo Álvarez, responsable de esa descentralización, fue una de las autoridades que acudieron a la eucaristía con la mirada puesta en los objetivo de este año, fundamentalmente en las perspectivas del deporte criollo de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Este es un encuentro que se realiza año tras año, y que sirve para reencontrarse con amigos, esta misa reúne a toda la familia deportiva del país”, festejó el profesor Álvarez. “2020 inicia con dos Preolímpicos, en los que estaremos buscando cupos en voleibol tanto femenino como en masculino”.

“Nuestro trabajo de cara a Tokio inició apenas finalizaron los pasados Juegos de Río 2016, y en 2020 toca darle continuidad al trabajo que venimos realizando”, agregó el máximo jerarca olímpico.

Atletas de alto rendimiento, como el campeón panamericano de BMX Freestyle Daniel Dhers, la ex campeona mundial y medallista olímpica de BMX de carrera Stefany Hernández, o la subcampeona del orbe de karate do Marianth Cuervo, entre otros, se dieron cita junto a jovencitos en formación y figuras emblemáticas como el medallista de oro de México ’68, Francisco “Morochito” Rodríguez.

“La Misa del Deporte es una tradición a la que vengo todos  los años desde muy pequeña”, comentó Marianth Cuervo. “Es ocasión para pedir por los logros, agradecer por todo lo alcanzado el año anterior. Este 2020 espero lo mejor, un año de Juegos Olímpicos, pidiendo las mejores energías para todo el equipo de Venezuela”.

Cuervo anunció que continuará participando en válidas de la Liga Premier de karate do “para seguir sumando puntos para el ranking mundial, por ese sueño de la clasificación a Tokio”.

Para “Morochito” Rodríguez, este año significó el reencuentro con la misa en su casa original, pues en 2019 asistió a una eucaristía descentralizada en Cumaná. “Me encuentro muy feliz porque estoy optimista con lo que le espera a Venezuela en los Juegos Olímpicos este año”, pronosticó el primer campeón olímpico de nuestro país.

El subcampeón de los Panamericanos de Lima 2019, el pesista Jesús “Trompo” González también asistió a la liturgia y se declaró “muy feliz de reencontrarme con compañeros de otros deportes, todos pensando en Tokio 2020, deseando que este año sea exitoso para todos”.

Para Daniel Dhers, quien ha vivido buena parte de su vida fuera del país, fue una más de esas primeras veces que ha transitado desde la incorporación de su deporte al ciclo olímpico: “Es muy bonito estar aquí compartiendo con la gente, me gusta mucho ver la unión de todos en torno al deporte y saludar por este breve tiempo que vengo a Venezuela”.

Deja un comentario