La amistad marcó la celebración del Día Olímpico

El 23 de junio de 1894, el visionario Barón Pierre De Coubertin concretó la primera fase de su titánico sueño: la fundación del Comité Olímpico Internacional, la entidad que dos años después regiría los I Juegos Olímpicos de la Era Moderna en Atenas. Como cada 23 de junio, el mundo se unió este domingo para celebrar el Día Olímpico, y Venezuela no fue la excepción.

La sede del Comité Olímpico Venezolano y la avenida Estadio de El Paraíso, donde está ubicado, retaron a la lluvia para albergar una fiesta que celebró los valores de amistad, excelencia y respeto.

El profesor Eduardo Álvarez, presidente del COV, destacó que cada año se renueve la búsqueda de esos valores, a pesar de los desafíos siempre más exigentes que enfrenta el olimpismo mundial. Otros miembros de la junta directiva, como los vicepresidentes Joseba Barreda y Marcos Oviedo (jefe y subjefe de misión de los Juegos Panamericanos, respectivamente), la secretaria general, Élida Párraga, el director Ángel “Machile” Delgado y el presidente del Consejo de Honor Efraín Velásquez, también dieron la bienvenida a los asistentes.

Diversas estaciones de dominó, karate do, miniatletismo, judo, esgrima, voleibol, bádminton, baile deportivo, beisbol 5, golf, hockey y baloncesto 3×3 tomaron las instalaciones del COV y sus alrededores, y centenares de niños aprendieron sobre los principios fundamentales del olimpismo, y sobre disciplinas que en algunos casos eran desconocidas para ellos.

La campeona olímpica juvenil de judo María Giménez departió con los jóvenes visitantes de todas las disciplinas. “Esta es una actividad muy bonita porque enseñamos los valores del deporte a las nuevas generaciones”, celebró la joven campeona de los 44 kgs en Buenos Aires 2018.

Una de las estaciones más visitadas fue la del minigolf, donde los pequeños visitantes eran invitados a practicar su puntería con pelotas de felpa que lanzaban con la mano hacia tapices que marcaban una especie de diana.

“Esto es lo que se llama golf de iniciación: se busca mejorar la precisión del lanzamiento primero con la mano, antes de comenzar a usar los palos”, explicó Rodulfo Alvarado, director técnico de la Federación Venezolana de Golf.

Un tatami albergó exhibiciones de judo y karate do, y no lejos de allí cuatro mesas de dominó tuvieron permanentemente a jugadores de todas las edades concentrados en sacar las piedras más acertadas.

En la avenida Estadio, el miniatletismo, un programa diseñado por la IAAF para despertar el interés temprano por el deporte rey del programa olímpico, invitó a los pequeños visitantes a practicar las tres destrezas elementales del ser humano: correr, saltar y lanzar.

También en la parte exterior del COV, una red de voleibol reunió a deportistas de distintas disciplinas probando sus habilidades en el saque, el pase, el bloqueo, la levantada y el remate. El decatlonista Gerson Izaguirre, la luchadora María Acosta y el jugador de bádminton Frank Barrios se combinaron en el equipo más exitoso.

El club de baile deportivo Yoy Salsero realizó exhibiciones de ballet y baile caribeño y cerró con una clase masiva de bachata a la que se sumaron todos los atletas, muchos de ellos con su uniforme de competencia todavía puesto.

Por último la fundación Benítezven, de la sablista cuatro veces olímpica Alejandra Benítez, mostró a los niños las diferencias entre las tres armas de la esgrima: espada, florete y sable, y luego los invitó a tirar algunos asaltos. “Este es un deporte muy especial para nosotros, porque es el que nos dio el más reciente campeón olímpico, Rubén Limardo, y por eso invitamos a los niños a aprender un poco más sobre él”, explicó Benítez durante su exposición”.

Los pequeños visitantes también disfrutaron de cine en el auditorio olímpica, refrigerios y pintacaritas, además de que pudieron apreciar las diversas exhibiciones que se muestran en los espacios del COV.

Deja un comentario