Julio Mayora: un mar de emociones

Este domingo cumplía dos meses la pequeña bebé de Julio Mayora. Por eso su padre quiso regalarle un récord mundial. Se quedó corto por muy poco, pero no regresa a casa con las manos vacías. La luz de sus ojos, como él la definió, comparte su regalo con toda Venezuela: una medalla de oro y tres récords panamericanos en los 73 kgs del levantamiento de pesas de Lima 2019.

El ganador de bronce en el pasado Mundial de Ashkabat sumó la segunda corona de la justa continental, de nuevo en las pesas, apenas horas después de su “panita favorita”, Génesis Rodríguez. Ambos se han acostumbrado a brillar juntos, porque el calendario de la halterofilia así lo propicia.

De nuevo Mayora se las veía con el dos veces campeón mundial juvenil y medallista de bronce de Río 2016, el colombiano Luis Javier Mosquera, como ocurre desde hace varios años en la categoría. Pero cuando apareció por primera vez en la plataforma, lo hizo para marcar distancias definitivas con Mosquera. 

El vallecaucano alzó 150 kgs en el arranque y el varguense debutó con 152. Luego Mosquera falló dos veces con 155, un peso que Mayora sí coronó, para adueñarse de la plusmarca continental. Intentó también el 157, pero no pudo concretarlo.

El verdadero espectáculo lo presentó en el envión. Mosquera había fallado con 180, cuando Mayora apareció con 185, récord panamericano. El colombiano ejecutó exitosamente esa misma carga en su tercera y última aparición, y entonces el venezolano sumó nueve kilos más a su apuesta, para mejorar una vez la plusmarca del doble movimiento y también del total.

Animado por la facilidad con la que coronó el reto, pidió 197 para adueñarse del récord del mundo, pero no pudo completar el movimiento.

“No fue fácil, fue un reto grande, pero eso me motiva más, y hay que seguir adelante para concretar ese récord mundial”, comentó Mayora, quien ganó bronce en el Mundial Juvenil de Tashkent, cuando tenía apenas 16 años. 

“Venezuela siempre le ha dado duro con Colombia. Ellos no son fáciles, pero creo que sí podemos llegar a superarlos. Estoy agradecido por el ánimo que nos da la federación, mi entrenador, que nos han puesto el reto de ganarle a los colombianos”.

La jornada de las pesas se cerró con la medalla de bronce de Yusleidy Figueroa en los 59 kgs, con total de  215 kgs, detrás de la colombiana María Lobón (221) y de la ex campeona mundial ecuatoriana, la veterana de 39 años Alexandra Escobar (220).

Deja un comentario