Génesis Rodríguez: como el Ave Fénix

(Hace cuatro años por esta época, Génesis Rodríguez yacía sobre la plataforma de los Panamericanos de Toronto 2015, desvanecida tras su último intento por revertir lo que para entonces era una medalla de plata para ella. Pero la vida da revanchas, y cada vez que la carabobeña apareció este domingo en la 4×4 de Lima 2019, fue para confirmarse líder de los 55 kgs, donde le puso su nombre al primer oro para Venezuela.

“He llorado mucho, ahora me toca reír”, sopesaba la medallista de bronce de los Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010, en sus primeras declaraciones luego de una corona que recibió en medio de sollozos, esta vez de alegría.

Génesis pisaba con paso de campeona desde que llegó a Lima. Cuando caminó por primera vez hacia la plataforma, fue para alzar 93 kgs que la ponían al frente del arranque, luego de dos intentos de la juvenil colombiana Yenny Sinisterra y con la atleta con la mejor marca de inscripción, la estadounidense Jourdan De La Cruz, ya eliminada.

En su siguiente aparición, coronaba 96 kgs, para quebrar el récord panamericano, que permanecía en 95. Luego fallaría con una carga de 98, pero eso no arruinaba la fiesta de su liderato parcial. 

En el envión, de nuevo Génesis aparecía para brillar. Por primera vez en su carrera concretaba sobre la plataforma los 113 kgs, y luego mejoraba ese registro a un 116 que igualaba el récord panamericano, en poder de la ex campeona mundial juvenil, la ecuatoriana Alexandra Escobar. Mientras tanto, De La Cruz apenas llegaba a 109 y Sinisterra se conformaba con 110, fallando consecutivamente con 116 y con el 119 que hubiera representado la remontada.

“Estos han sido cuatro años muy duros: años de experiencia, años de llanto, en los que mi familia me decía ‘no llores más, que el tiempo de Dios es perfecto’. Hoy doy la primera dorada a mi país”, festejó Rodríguez.

La carabobeña, que regresó el año pasado para ganar el oro en los CAC de Barranquilla 2018 luego de dos años de suspensión, logró un impresionante progreso de seis kilos en su envión. “Se dice fácil, pero eso es producto de motivación, de confianza, de darse ánimos, de pensar mucho en la meta de lograrlo. Yo lo había hecho en entrenamientos, y siempre me digo a mí misma que así como uno entrena, así debe competir”.

“Lo de Toronto quedó atrás, yo vine aquí a triunfar, a guerrear, a dejar el alma y el corazón, y a dejar al país bien en alto, a pesar de nuestras circunstancias”, agregó.

La hora de la remontada

El presidente del Comité Olímpico Venezolano, profesor Eduardo Álvarez, fue el encargado de entregar la medalla de oro a Génesis Rodríguez, y de consolar el llanto emocionado que la sacudió en el podio. 

Para el máximo jerarca olímpico, ha llegado la hora del cambio de mando en las pesas suramericanas: “El deporte es cíclico y creo que ha llegado el ciclo de Venezuela. Colombia, que era la gran potencia regional, está viendo como se agota su generación, mientras que Venezuela viene en ascenso. Creo que el relevo se va a producir en este mismo ciclo olímpico, y de cara al próximo, es una pena que luchamos tanto para reducir el número de medallas que entregan las pesas, que ahora nos favorece”.

El profesor Álvarez expresó su confianza en que lo logrado por Génesis Rodríguez dará un impulso al resto de la delegación en Lima.

Deja un comentario