Espadistas venezolanos observan cuarentena recomendada por la FIE

(Prensa Comité Olímpico Venezolano – Viernes, 20 de Marzo) La Federación Internacional de Esgrima (FIE) emitió este viernes una recomendación a todas sus federaciones afiliadas para mantener un monitoreo cercano a los atletas que estuvieron presentes en el Grand Prix femenino y Copa del Mundo masculina de espada de Budapest, luego de que tres integrantes de la selección de Corea del Sur dieran positivo por coronavirus.

En total 303 hombres y 269 mujeres compitieron en la capital húngara del 6 al 8 de marzo. La FIE ha pedido que todos los atletas, entrenadores, árbitros y personal de organización se practiquen pruebas para descartar el COVID-19, y observen cuarentena preventiva en sus respectivos países.

Venezuela tuvo 10 competidores y tres técnicos en esos eventos: el campeón olímpico Rubén Limardo, sus hermanos Francisco y Jesús, Grabiel Lugo, William Gascón, Fabián Caicedo, Patrizia Piovesán, María Gabriela Martínez, Lizze Asís y Eliana Martínez, y los entrenadores Ruperto “Chicho” Gascón, Benry Martínez y Oscar Rodríguez.

Todos se encuentran sanos y cumpliendo, antes de que se emitiera el alerta de la FIE, tanto los despistajes como la cuarentena preventiva.

“Todos cuando llegaron pasaron su protocolo de salud, a todos les hicieron su prueba y todos sin novedad”, informó el presidente de la Federación Venezolana de Esgrima, Francisco Marín.

De Alemania, donde se encontraban entrenando, fueron recientemente repatriados los sablistas Eliecer Romero, Abraham Rodríguez, José Félix Quintero, Alejandra Benítez, Shia Rodríguez, Luismar Banezca y Jornely Velásquez, el técnico Carlos Bravo y la fisioterapeuta Aurora Vilera.

“Ellos fueron los últimos que llegaron y hoy (viernes) está pasando el Ministerio de Salud por sus casas haciéndole las pruebas”.

Oscar Rodríguez, Lizze Asís y Eliana Lugo llegaron el domingo, y de inmediato pasaron por los controles respectivos.

“En ese momento no sabíamos la noticia de la FIE, pero es el protocolo que fijó la Federación Venezolana para todos los que repatriamos”, explicó Marín.

“En el momento que empezó la cancelación de vuelos, empezamos con el seguimiento para traerlos a Venezuela, y les hemos hecho el protocolo a todos los que llegan. De manera que estamos un paso adelante. Cuando llegó la comunicación de la FIE ya nosotros estábamos siguiendo el protocolo”.

“Desde que llegué a Venezuela estoy en cuarentena en casa sola para evitar cualquier contagio, por si acaso, nos monitorean desde el Ministerio (de Juventud y Deportes) todos los días a ver si presentamos algún síntoma, y la federación también está pendiente de nosotros”, explicó Eliana Lugo.

Lizze Asís, por su parte, se encuentra en San Juan de los Morros: “También estoy haciendo mi cuarentena preventiva, sin ningún síntoma. Me monitorean doctores del Ministerio y de la Clínica del Deporte de Guárico, el doctor Iván Pérez ha estado siguiéndome diariamente, al igual que un ex esgrimista que ahora es doctor, viene todos los días a tomarme la temperatura y todo está en orden”.

Desde Polonia, Ruperto Gascón explicó que el grupo de espadistas que participaron en Budapest cumple cuarentena, como lo ordenaron las autoridades locales en Polonia, donde residen, pero han extremado las precauciones desde que se conoció sobre el contagio de las tiradoras coreanas, pues la delegación venezolana estuvo cerca de la asiática durante la competencia.

“Nadie ha manifestado ningún síntoma, y el domingo se cumplen los 14 días en los que de acuerdo con los expertos deberían empezar a manifestarse los síntomas”, explicó el jefe técnico de la espada venezolana. “Desde que llegamos de Budapest les sugerí no montarse en autobuses y tratar de aislarse. Ya estaba pensando en dejar los entrenamientos a un lado, y el miércoles tomamos la decisión de no ir a las últimas dos válidas que nos faltaban, pensando que se harían. Les di instrucciones de no dejar a nadie salir de los apartamentos, y ese mismo día se inició la cuarentena en Polonia”.

Gascón, quien reside en Konin, a 120 km de los atletas, que viven en Ludz,y el otro entrenador de la espada, Benry Martínez, monitorean a los atletas por teléfono y whatsapp.

Hasta el momento, ningún espadista se ha practicado exámenes, de acuerdo con el protocolo indicado por las autoridades: “Aquí no los reactivos se reservan para las personas que presentan síntomas, que no es nuestro caso”.

Deja un comentario