Con 20 años dos venezolanos vivieron la gloria olímpica

Rafael Vidal y Adriana Carmona, con ocho años de diferencia, dieron a Venezuela la gloria del podio en citas olímpicas.

Con 20 años de edad, Rafael Vidal logró colocarse entre los tres mejores del mundo en los 200 metros mariposa en los Juegos Olímpicos Los Angeles 1984. Apenas superado por fracciones de segundo por el australiano John Sieben y el alemán Michael Gross, el caraqueño consiguió la medalla de bronce.

Vidal, que nació el 6 de enero de 1965, participó en lo que fue la final más cerrada de toda la natación en esos juegos. Los registros fueron: Jon Sieben, de Australia, con 1:57.04 (récord mundial), Michael Gross, de Alemania, con 1:57.40, y el venezolano con 1:57.51. Aún al día de hoy, Vidal es el único nadador venezolano en subirse a un podio olímpico.

El criollo venía de lograr el segundo puesto en la serie eliminatoria número cinco, precisamente tras Gross, quien agenció marca olímpica, para el momento, de 1:58.72 en el Olympic Swin Stadium de la Universidad del Sur de California.

Luego de la prueba, el caraqueño confesó que, al momento de terminar los 200 metros, pensó que había quedado en el cuarto lugar. Fueron los gritos de la delegación venezolana lo que le hicieron darse cuenta de que era medallista.

La medalla de bronce en Los Angeles fue la consagración de un destacado ciclo olímpico para Vidal. En 1980 inicia su participación en el XXV Campeonato Suramericano abierto de Natación en Buenos Aires, allí gana una medalla de oro y una de plata. En 1981 participa en el Campeonato Suramericano de Natación por edades celebrado en Medellín, Colombia, donde gana dos medallas de oro. Luego va al Campeonato de Natación Centroamericano por edades en Oaxtepec, México, obteniendo dos preseas doradas. En los IX Juegos Bolivarianos llevados a cabo en Barquisimeto, Venezuela, arrasa con seis medallas de oro y dos de plata. En 1982, en los XIV Juegos Centroamericanos de La Habana, Cuba, gana seis medallas de oro y en 1983 en los IX Juegos Panamericanos de Caracas, Venezuela, se queda con cinco medallas de bronce.

Vidal tuvo su primera experiencia olímpica en Moscú 1980 donde no pudo superar las eliminatorias en los 100 y 200 metros mariposa. Contaba con solo 15 años.

Fueras de las piscinas, Vidal también fue un destacado ser humano. Estudió Administración de Empresas y obtuvo una maestría de Ingeniería Informática en la Universidad de Florida. Luego de su retiro de las piscinas se dedicó al asesoramiento de deportistas, además de ser un reconocido comentarista y también dirigente deportivo. En 1988, asistió a la Sesión Especial de la Academia Olímpica que se celebró en Olimpia, Grecia.

Vidal falleció el 12 de febrero de 2005, cuando tenía 41 años de edad en un accidente automovilístico. Desde entonces se conmemora en Venezuela el Día del Nadador. En esa fecha miles de atletas se convocan en las piletas nacionales e internacionales para nadar tantos metros como desee en memoria del medallista olímpico.

Adriana Carmona tras oficialización de su medalla en Barcelona 92

Adriana Carmona, la primera dama

Adriana Carmona también subió al podio en Barcelona 92 con solo 20 años. De todos los atletas venezolanos que han ganado medallas en Juegos Olímpicos, sólo una posee dos preseas en su palmarés y es la anzoatiguense que, 26 años más tarde, vio oficializar su primer bronce, cuando el taekwondo era considerado un deporte de exhibición. Además, siempre llevará el sello histórico de ser la primera dama venezolana en subir a un podio olímpico.

Carmona inició con victoria sobre la rusa Alla Bychenko, quien representaba a las naciones independientes unificadas. Luego perdió y perdió ante la neozelandesa Susan Graham, en combate donde arrastraba un fuerte dolor en la rodilla izquierda. Recordemos que el taekwondo asistía por segunda vez como deporte de exhibición y solo competían los seis mejores del mundo de la categoría, en este caso, los +70 kilogramos.

Graham terminaría con la medalla de plata en la justa que dominó la española Coral Bistuer. Carmona compartió el tercer ligar del podio con la estadounidense Lynette Love. Love era al momento, la campeona mundial del peso pesado. Carmona fue la única suramericana en ganar medalla en el taekwondo de Barcelona 92.

“Estoy agradecida con el COI por haber oficializado las medallas que ganamos Arlindo y mi persona en Barcelona 1992. Fueron unas medallas por las que nosotros luchamos mucho, trabajamos para conseguirlas y a pesar de que eran de exhibición, para nosotros siempre tuvo un significado importante”, compartió la atleta nacida el 3 de diciembre de 1973 en Guanta, al conocerse la oficialización de su medalla de 1992.

Carmona intentó conquistar el podio en Sidney 2000 —cuando se incluyó al taekwondo en las olimpiadas— pero se quedó con el quinto lugar. En Atenas 2004, ya con 33 años, asumió el reto de ganar, en el momento, una medalla oficial, y para ello se amparó en dos elementos: experiencia y revancha.

“Las dos medallas son sumamente importantes y en 2004 era como sacarte la espinita. Siempre me decían que era un deporte de exhibición y la medalla no era tomada mucho en cuenta, había mucha controversia sobre eso”, recordó la exatleta que además compitió en Beijing 2008.

Además de las dos preseas de bronce en Juegos Olímpicos, Carmona ganó una de oro y dos de plata en Juegos Panamericanos (95, 99 y 2003); y conquistó dos de plata, una de oro y de bronce en el Campeonato Panamericano de Taekwondo (90, 92, 96 y 98).

Dos medallas y un diploma olímpico es la destacada hoja de vida de Carmona en cuatro citas olímpicas. Además, fue subcampeona en el Campeonato Mundial de Taekwondo de Nueva York 1993, y acumuló cuatro medallas en el Campeonato Panamericano de Taekwondo entre los años 1990 y 1998.

Deja un comentario