El 17 de junio de 1961 Carlos Plaza Márquez gana el Campeonato Mundial de Tiro al Plato en Oslo, Noruega, con 43 años de edad.

En la competencia de tiro al plato, el atleta da la señal y se dispara un plato a velocidades variables de hasta cien kilómetros por hora. Los discos son lanzados desde distintos ángulos y direcciones. En aquellos años, se hacían cuatro rondas de 25 tiros un día, y otras cuatro al día siguiente, para llegar a 200 disparos.

Carlos Plaza Márquez en Oslo 1961

Venezuela vivió una época destacada en el escenario mundial de tiro con podios en las justas del orbe de 1958 a 1966. En total, en cinco de seis ediciones nuestro país se hizo sentir, y la disciplina además sumó medalla de bronce con Enrico Forcella en la edición olímpica de Tokio 1960.

En Moscú 1958, Juan García fue tercero (194 platos). El equipo compuesto por García, Ignacio Cárdenas, Arnaldo Rincones y Carlos Plaza Márquez logró el segundo puesto en la modalidad de grupo con 377 platos.

En Oslo 1961, Plaza Márquez dominó con 199 platos, seguido del canadiense Bernard Hartman (198) y el soviético Arkagiy Kaplun (197). El criollo usó una escopeta calibre 12 marca Remington, que ya sumaba una década de utilización, y que debió tener una pequeña reparación con nylon en plena competencia.

Plaza Márquez fue distinguido como Atleta del Año 1961 y en la octava escogencia en 1987, ingresó al Salón de la Fama del Deporte Venezolano. El diario El Universal lo escogió en 1962, en el octavo lugar entre los diez atletas más destacados de todos los tiempos.

Deja un comentario