COMITE OLIMPICO VENEZOLANO

Tiro quiere recuperar el terreno perdido

Venezuela no pudo pasar del quinto lugar por equipos y undécimo en individual (a través de Julio Iemma), en el rifle tendido de 50 m del tiro deportivo, un deporte que tiene como meta recuperar el terreno perdido en el ciclo olímpico.

Daniel Da Silva, integrante junto a su primo Javier García y el olímpico Iemma de la terna nacional, viene de ganar el oro en el clasificatorio centroamericano de El Salvador en octubre pasado, donde Venezuela también se coronó por equipos, pero en el Club de Tiro de Barranquilla no pudo pasar del puesto 13, con puntuación de 603,8, resultado inevitable de una larga temporada sin poder entrenar.

“Mi arma estaba en Caracas desde octubre y yo soy de Barquisimeto”, comenta Javier García, estudiante del último año de derecho. “Me la entregaron el día que me vine para acá y pude tener apenas un día de entrenamiento antes de competir”.

El tiro se ha visto afectado por la suspensión de los portes de armas, sin excepción para las actividades deportivas, y el cierre de la mayoría de los polígonos en Venezuela, y en Barranquilla sufrió también por unas condiciones de competencia adversas: una cancha árida, ventosa en un segmento (donde tiraron dos de los tres criollos) y estable en el otro, pues estaba dividida por una pared que bloqueaba las ráfagas para un grupo y dejaba al otro a merced de estas.

“Con el techo de zinc y este calor, ahí hay como 40 grados de temperatura”, preveía Iemma antes de que fuera su turno. A la postre, el olímpico fue el mejor de los criollos, undécimo con 604,5 puntos, mientras García culminaba 22º con 597,1.

Por equipos, los criollos, campeones hace ocho años en los CAC de Mayagüez, sumaron 1806,2 puntos, apenas cuatro menos que Colombia, ganador del bronce.

Deja un comentario