COMITE OLIMPICO VENEZOLANO

Salto ecuestre

 

El Salto Ecuestre es una de las disciplina de la Equitación que compiten en los Juegos Olímpicos, donde se prueba la capacidad del jinete en llevar al equino hacia la superación de obstaculos de forma exitosa, en un circuito o recorrido de distintas características.

Su origen tiene que ver con la tradicional cacería de zorros en Inglaterra, que llevaba la persecución por campos y bosques, donde se debían superar vallas y obstáculos con los caballos para no perder la presa.

 

Muchos consideran al italiano Federico Caprilli como el “padre de la equitación moderna”, un estatus que obtuvo al revolucionar el asiento de salto. Antes de él, los jinetes se inclinaban hacia atrás y tiraban de las riendas cuando saltaban una valla. Sin embargo, esta técnica resultaba incómoda para el caballo. La solución de Caprilli era la posición más natural del “asiento delantero”. Esta técnica ahora se usa universalmente.

Historia olímpica El caballo hizo su primera aparición en los Juegos Olímpicos Antiguos en 680 a. C. cuando se introdujo la carrera de carruajes, y fue de lejos el evento más emocionante y espectacular en el programa.

Muchos siglos después cuando comenzaron los Juegos modernos, algunos intentos fallidos, concretamente 1896, 1900, 1904 y 1908 precedieron al éxito de la equitación en el programa olímpico de 1912. Durante las siguientes décadas, el salto estuvo dominado por los militares, pero con la mecanización del ejército a lo largo de los años, los jinetes civiles se hicieron cada vez más frecuentes.

El declive de los equipos militares también allanó el camino para las mujeres, que hicieron su primera aparición en los Juegos de 1956 en Estocolmo, y hoy están tan a menudo, si no más, en el primer puesto del podio.

Categorías Mixtas Individual mixto Equipo mixto