COMITE OLIMPICO VENEZOLANO

Racquetbol apuesta a un bronce en Barranquilla

Venezuela comenzó su participación en el racquetbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 con la firme intención de luchar por meterse entre los medallistas, en un escenario que incluye entre los participantes al poderoso campeón mundial, México.

Nuestro país no participó en el clasificatorio, pero recibió un wild card o invitación especial, que le permitió presentarse con tres mujeres (Mariana Tobón, Diana Rangel y Lilian Zea) y cuatro hombres: Luis Zea, Ricardo Gómez, César Castro y César Castillo, este último protagonista del último gran resultado internacional de su deporte, la plata de los Panamericanos de Guadalajara 2011 en dobles, en pareja con Jorge Hirsekorn, hoy presidente de la federación.

Mientras que el resto de las delegaciones contó con topes de fogueo internacional, los criollos solo tuvieron 15 días de concentración en el hotel Mare Mare. Ese será su respaldo para tratar de remontar el hecho de no contar con un ranking que les facilite los emparejamientos.

“Como no pudimos ir al clasificatorio no tenemos siembra, y por ello quedamos en los grupos más fuertes en la primera ronda”, explicó Hirsekorn. “Lo bueno es que aquí la fase de grupos solo sirve para rankear a los jugadores, de cara a la ronda de eliminación directa”.

Durante tres días, los atletas se medirán en grupos de todos contra todos de cuatro países cada uno, tanto en individual como en dobles. Esa primera ronda permitirá establecer un ranking que se tomará como base para los emparejamientos de la fase de eliminación directa, que comienza en octavos de final.

A pesar de la precariedad de la preparación, los criollos confían en que las canchas lentas del Parque de Raquetas de Barranquilla sean escenario de un podio venezolano.

 “Aquí hay países de mucha tradición, como México o Guatemala, pero los muchachos tienen el nivel para buscar al menos una medalla de bronce”, aseguró Hirsekorn.

Deja un comentario