COMITE OLIMPICO VENEZOLANO

Diana Ramírez guerreará sobre la arena de Buenos Aires

Sus 1,80 de altura hacen que quien la vea saque la conclusión de que juega voleibol. Aunque su nombre de pila es Diana Ramírez, su papá y su familia la llaman “Paolita”. “Así me quería llamar mi papá, pero hubo algún error de comunicación y terminé con el Diana”, explica entre risas la tachirense de 18 años de edad.

Diana cree en los ángeles en la tierra, y asegura que tiene muchos en su vida. “La mayoría del tiempo he estado sola, pero siempre he tenido personas que me han apoyado y estoy agradecida por eso”.

La seguridad con la que juega en cancha, la transmite en su día a día. “Soy una luchadora. Estoy enfocada en mis objetivos, trabajo por ellos para alcanzarlos”, expresa.

En los II Juegos Suramericanos de la Juventud donde logró la presea de bronce, Ramírez junto a Yhonnielis Camacho, fue responsable de llevar el tricolor en la inauguración. “Cuando salimos a desfilar fue un momento inexplicable. Es un orgullo muy grande representar a Venezuela. Lograr campeonatos donde escuchas el himno nacional es algo que te marca y te llena de felicidad”.

La criolla, campeona en la etapa clasificatoria en Chile, medalla de bronce en Bolivia y cuarta en los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017, forma parte de la dupla que se mantiene en la primera casilla del ranking sudamericano y que representará a Venezuela en los III Juegos Olímpicos de la Juventud, esta vez, con Urimar Narváez.

“No conocía este deporte. Inicié en el voleibol playa de una manera extraña. Yo estaba jugando fútbol y me invitaron a jugar y participé por Guárico, desde allí no he dejado de hacerlo y he logrado poco a poco cada objetivo. Estoy orgullosa de representar este estado que me vio crecer en mi carrera deportiva”, explica.

En el mundo del deporte, Diana admira a muchos, sin embargo, su lista la lidera Lennis Zambrano, también jugadora de voleibol playa. “Desde mis inicios ella me ha apoyado totalmente. Un 9 de mayo estaba entrenando y mis zapatos no estaban en buenas condiciones. Ella se quitó los suyos y me los regaló. Todo lo que hago, es una forma de agradecerle, para que sienta que eso que hizo por mí, valió la pena”.

En la arena

Con los pies casi en la arena de Buenos Aires, Ramírez tiene en mente estar entre las mejores. “Esto nos marca mucho en la vida deportiva. Solo se da una vez en la vida y yo tengo el honor de ir y representar a mi país”.

Con la serenidad que la caracteriza, Diana le envía su mensaje al mundo: “Me gustaría que el deporte fuera infinito, que existiera el apoyo en cada lugar, en cada pueblo para que así existan muchos ejemplos de vida que nos inspire a salir adelante”.

Diana Ramírez dirá presente en Buenos Aires 2018 – Edixon Gámez

https://www.youtube.com/watch?v=mummt5a2FDc

Deja un comentario