COMITE OLIMPICO VENEZOLANO

Chamos del BMX Fresstyle sueñan en grande

El Ciclismo estilo BMX Fresstyle es una disciplina que ha venido creciendo en Venezuela los últimos años, gracias a Daniel Dhers, quien es el máximo exponente de nuestro país en dicha modalidad, debido a sus múltiples medallas logradas en competiciones internacionales. Es por ello que la juventud venezolana se ha adentrado mucho más en este deporte.

Roberto León, antiguo entrenador de Dhers cuando residía en Venezuela, sigue ejerciendo su rol como instructor de futuros atletas de Freestyle. Uno de los grupos de jóvenes que está formando tuvo la oportunidad de visitar los espacios de la Comunidad Digital Olímpica en el Comité Olímpico Venezolano, donde hablaron de lo que han sido sus inicios en dicha categoría del ciclismo.

Paul Rivas, de 14 años, quien es uno de los integrantes más pequeños del grupo, habló sobre su inclusión en el Freestyle, donde se ha sentido a gusto desde el 2015. “He practicado muchos deportes. Duré 7 años en kárate y luego en basket. Un día en la Naciones Unidas vi a unos muchachos saltando en unas bicicletas y agarré la mía y comencé a hacerlo hace 3 años. Me costó aprender, pero poco a poco he ido mejorando”, dijo Rivas, quien admira a Dhers. “He visto muchos videos de él en los X Games. Es muy bueno y es un venezolano. Es mi ejemplo a seguir”.

La mayoría de los muchachos que integran este equipo se encuentran estudiando en bachillerato, pero han encontrado la forma de ajustar su horario de clases a los días de entrenamiento en el Parque de BMX de las Naciones Unidas.

“Me mantengo estudiando y entrenando con disciplina y organización. Intento cuadrar siempre mis horarios, aunque sea complicado”, comentó Aarón Matos, quien comenzó a practicar el Freestyle gracias a su madre. “La que me inició en esto fue mi mamá, pero siempre estaba nerviosa. Se preocupaba mucho cuando me caía y trataba de no ver cuando yo saltaba. Pero después se fue soltando y hoy en día ya ha perdido el miedo”, añadió Matos.

Por su parte, Daniel Méndez aclaró que el BMX Freestyle es un deporte que lo apasiona mucho, debido a la mezcla de emociones que normalmente siente. “Cuando me sale un truco me alegro bastante. Cuando me caigo tengo que aprender a levantarme y la adrenalina que sientes al lanzarte es lo mejor. Creo que todo se resume a emoción y adrenalina”, acoto Méndez, minutos antes de dar una demostración en la Ciudad Olímpica Urbana de lo que ha aprendido en sus 2 años de entrenamientos.

Mujeres se adentran en el BMX

El BMX Freestyle no solamente es visto como un deporte para hombres, ya que las mujeres también han demostrado que tienen las capacidades necesarias para brillar en este deporte de mucha adrenalina; y prueba de ello son Oriana Cárdenas y Aranxta Graterol.

“No he sentido ningún complejo por ser mujer, más bien los muchachos del equipo me han ayudado. Nos ha ido bastante bien, pero no es un secreto que como mujer hay que ponerle bastante”, opinó Cárdenas, quien, al igual que todos sus compañeros, tiene una sola meta: clasificar a unos Juegos Olímpicos.

Deja un comentario