COMITE OLIMPICO VENEZOLANO

Carlos Páez: Se proyecta con victoria olímpica.

El judoca Carlos Páez, número dos en el ranking mundial juvenil -81 kilogramos, ya se visualiza subiendo al podio de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebrarán en la ciudad de Buenos Aires del 6 al 18 de octubre. “Vengo trabajando desde el año pasado en base a los juegos olímpicos. Los entrenamientos cada vez son más fuertes, esto me hace sentir con confianza y una ventaja. Conozco a mis contrincantes, el combate es impredecible. Mi rival más cercano es el atleta ruso”. Expresó Páez.

Carlos Páez clasificado olímpico – Edixon Gamez

Con 17 años de edad posee un currículo deportivo sobresaliente, en donde destaca el título de campeón que obtuvo en la Cadets Panamericam Cup Lima 2018. Además, se bañó de plata en el Panamericano Juvenil Córdoba 2018 y la tercera plaza que ocupó en los III Juegos Suramericanos de la Juventud Santiago 2017.

El oriundo del estado Portuguesa se caracteriza por su constancia y la inquebrantable búsqueda de la excelencia. Como resultado del arduo trabajo, acumula un total de 380 puntos para ubicarse en la segunda casilla del ranking en su categoría de la Federación Internacional de Judo.

“Siempre tengo presión al competir o al prepararme para los campeonatos. El judo es lo que más me apasiona y no me imagino realizando otra actividad que no sea estar sobre el tatami. No hago ningún sacrificio, vivo mi sueño. Por ello, dar mi 100% es un compromiso”. Comentó el clasificado olímpico.

Para Carlos, el judo es un vehículo transformador. De sus propias palabras, lo describe como “su estilo de vida”. Puesto que, es una disciplina colmada de valores que traspasan la barrera del atleta y llegan a ser parte de su esencia como ser humano. Añadió. “El respeto, responsabilidad y compañerismo son valores que adquirí cuando me inicié como judoca. Son adjetivos que me identifican como persona. Frecuentemente hago lo posible para ofrecerle lo mejor a los que están a mi alrededor y a mi equipo”.

Con el pensamiento de “Al esforzarnos en las cosas simples nos comprometemos con las más complicadas. Así, con voluntad, responsabilidad y siendo amables con el entorno alcanzaremos las metas que nos planteamos. Demostramos a todos que no hay imposibles. Lo más importante, nos demostramos que no tenemos imposibles”, se coloca Carlos el judogi diariamente para iniciar sus entrenamientos.

“Buenos Aires será la competencia más importante en la que esté. Es un sueño que voy a vivir, disfrutar y no me detendré hasta alzar mi medalla olímpica. Luche por la clasificación, no me detendré hasta honrar a mi familia, mi sensei, mi equipo y mi país”. Concluyó.

Deja un comentario