COMITE OLIMPICO VENEZOLANO

4×100 libre cerró por todo lo alto el torneo de natación

La posta 4×100 libre de Jesús López, Bryan Chávez, Alberto Mestre hijo y Cristian Quintero dejó en claro la noche del miércoles que la generación emergente de la natación venezolana está lista para tomar el testigo, cuando cerró el torneo con una medalla de oro, con tiempo de 3:19.52.

Alberto Mestre fue el encargado de dar alcance a los brasileños, que hasta el tercer tramo marchaban en la punta, y Cristian Quintero logró la remontada, para que Venezuela aventajara a sus vecinos del sur, que marcaron 3:20.13, y a Colombia (3:27.52).

“Para mí es un gran orgullo aportar esta medalla al país, dedicársela a mi familia”, celebró Chávez. “Mis tres preseas han sido en relevos, y en realidad para mí cualquier logro que alcance en un equipo junto a Cristian Quintero es un oro, porque cuando yo era niño él fue una inspiración para mí”.

“Esto se debe no solo a los cuatro que están aquí, sino a todo el equipo de Venezuela y a los entrenadores”, agregó Mestre. “Quedé picado por no ganar un oro individual en los 50 m libre y les dije a los muchachos ‘vamos a matar a estos brasileños’, y la verdad hoy salió todo bien, las salidas fueron perfectas”.

La jornada también incluyó tres medallas de plata, ganadas por Quintero en los 100 m libre (49.86), Mercedes Toledo en 100 m pecho (1:11.83) y Andy Arteta en 400 m estilos (4:46.15), y dos de bronce que llegaron gracias a Juan Sequera en 200 m pecho (2:20.95) y Jeserik Pinto en 50 m libre (25.96), su cuarta presea personal, luego del oro en los 100 m mariposa, y los terceros lugares en 100 m libre y con el relevo 4×100 del mismo estilo.

Venezuela finalizó tercera en la tabla de medallas con dos de oro, ocho de plata y siete de bronce, detrás de Brasil (17-9-5) y Colombia (7-7-9).

“Fue una actuación satisfactoria, con una generación de relevo que ya no es de relevo, sino de presente”, evaluó el técnico del equipo nacional, Luis Villasmil. “Vinimos a competir con una selección recortada, con ausencias, a 2500 m de altura. Algunas medallas se nos escaparon en la llegada, son cosas que pasan, así es el deporte. Pero después de esta preparación que tuvimos aquí las medallas nos van a llover en Barranquilla”.

Seis atletas de distintos países, entre ellos Venezuela, debieron ser atendidos en el servicio médico, tras salir descompensados de la piscina, producto del esfuerzo en la altura de Cochabamba. Al masoterapeuta del IND José Luis Centeno le tocó aportar su grano de arena para contribuir a los resultados: “Varios atletas no pudieron hacer base de altura y eso hizo más difícil el trabajo. Mi labor aquí fue recuperarlos, y lograrlo es mi satisfacción”, aseguró.

Deja un comentario